Historia del blackjack

Historia del Blackjack

Después de traspasar las fronteras europeas, el famoso juego de azar vingt-et-un se convirtió en todo un clásico en Estados Unidos. Hoy en día, puedes disfrutar de este juego de cartas tanto en un casino físico como en su versión blackjack online, disponible en los mejores casinos virtuales de España. Pero antes de jugar hablamos un poco de la historia del blackjack.

Definición y origen del blackjack

Basado en el clásico francés vingt-et-un o en el español veintuna, este juego consiste en alcanzar la suma de 21 (o superar a la banca). Este juego de azar, en el que también ocupa lugar la estrategia, goza de gran popularidad mundial.

Orígenes del blackjack, Miguel de Cervantes "Rinconete y Cortadillo"

Orígenes del blackjack

Este popular juego de cartas tiene su origen en el continente europeo. La primera referencia al blackjack la encontramos en la obra de Miguel de Cervantes “Rinconete y Cortadillo”, en el siglo XVI. Entonces, el juego era conocido como la veintiuna. El juego no tardó mucho en saltar a los casinos franceses y, de ahí, a los salones del Oeste americano donde recibió su actual nombre.

Trente et un – un juego de cartas francés 🇫🇷

Este juego tuvo su máximo apogeo entre los siglos XV y XVII. El funcionamiento del juego en esa época era muy similar al del actual blackjack.

En la versión francesa, en lugar de sumar 21 puntos, el objetivo era conseguir 31. En esta modalidad de blackjack, un total de hasta cuatro participantes recibían tres cartas y su objetivo era el de obtener una puntuación igual (o lo más cercana posible) a 31 con tres cartas del mismo palo.

Como ves, la dinámica del juego es sencilla y todavía hoy puedes acceder al 31 en algunos casinos, tanto físicos como en línea.

Las reglas oficiales de este juego establecen que un As equivaldría a 11 puntos, mientras que la jota (J), la reina (Q) y el rey (K) equivaldrían a 10. Por su parte, las cartas numéricas sencillamente sumarían su valor nominal.

Cualquier jugada con 3 cartas de palo distinto suma 30 puntos. Existe la posibilidad de jugar al 31 “con vidas”. Es decir: cundo finaliza una ronda, se determina un perdedor. Ese jugador debe colocar una de sus vidas (que podría ser una ficha o una moneda) en el medio de la mesa o tablero.

Una vez que un jugador pierde las 3 vidas, no puede pasar a la siguiente ronda y queda así, eliminado. El resto de jugadores continúan jugando hasta que solo quede un vencedor.

Asignar el turno a los participantes es muy sencillo: se juega en el sentido de las agujas del reloj. Si crees que tu combinación es la ganadora, debes notificárselo al resto de jugadores (en el casino físico esto suele hacerse dando un ligero golpe en la mesa, y así se detiene inmediatamente el desarrollo de la partida).

Pese a que no siempre es necesario apostar dinero real, hacerlo te brindará una dosis extra de emoción. Recuerda que las cartas con figuras aumentan el valor de tu mano. Por tanto, procura no soltarlas bajo ningún concepto. Otro juego de cartas similar que presume de gran popularidad es el siete y medio, el cual explicamos brevemente a continuación.

Siete y medio: el juego preferido por los italianos 🇮🇹

El juego consiste en sumar siete puntos y medio, o acercarse a dicha puntuación lo máximo posible. Las cartas valen tantos puntos como su valor nominal, excepto las figuras, que valen 0,5. Este juego es el favorito de los italianos.

El 21 🇪🇸

El 21 o la veintiuna es el predecesor del blackjack, con el que comparte numerosas similitudes. Fueron los americanos quienes cambiaron su denominación (vingt-et-un) a blackjack, para hacerlo más popular en países anglosajones.

Blackjack, un juego de mesa popular en Estados Unidos 🇺🇸

Se considera que el vingt-et-un (o 21) desembarcó en Estados Unidos desde Europa alrededor del año 1800. En aquel entonces, las casas de juego estadounidenses decidieron modificar ligeramente las normas del juego, dando lugar al que hoy conocemos como blackjack. Así, los casinos americanos pagaban las apuestas 10 : 1 cuando las dos cartas iniciales eran un As de picas junto a una Jota (jack en inglés) de picas (naipe de color negro, black en inglés) o de tréboles.

Fue en el año 1931 cuando, por primera vez, este juego comenzó a ofrecerse de manera legal en Las Vegas. Entonces, los crupiers todavía no conocían bien las estadísticas de este juego de cartas que tan prometedor futuro albergaba. Se ha registrado el año 1953 como el momento en el que nació la primera estrategia para aumentar las probabilidades de éxito en este juego.

Blackjack, un juego de mesa popular en Estados Unidos

Roger Baldwin, Wilbert Cantey, Herbert Maisel y James McDermott son los autores del libro “Journal of the American Statistical Society”, donde compartieron sus estrategias de casino. Estos autores son conocidos como los cuatro jinetes de Aberdeen. Nueve años más tardes, el doctor Edwar O. Thorp desarrolló la estrategia más conocida y utilizada en el blackjack: la estrategia básica. Esta invención se iría perfeccionando con el tiempo dando lugar a tablas de estrategias. Tras ello apareció el famoso conteo de cartas (“Ten Count”). Su impacto fue tal que muchas casas de juego se vieron obligadas a cambiar las normas para evitar enfrentarse a grandes pérdidas económicas.

Lea más sobre las estrategias del Blackjack.

A partir de ese momento, los jugadores ya solo podrían doblar su apuesta si sus cartas sumaban 11 puntos o más. Por otro lado, las parejas de ases pasaron a ser indivisibles.

Ante este cambio, los jugadores optaron por rebelarse y boicotear a las principales casas de juego de Estados Unidos. De esta manera, los casinos no tuvieron más remedio que dar marcha atrás. No obstante, las casas de juego ampliaron el número de barajas utilizadas (en su origen el blackjack se jugaba con una sola baraja).

El blakjack tiene tanto éxito entre los jugadores estadounidenses que dispone de su propio salón de la fama, situado en la ciudad de San Diego (California).

La historia del blackjack en pocas palabras

  • Basado en el juego español veintiuno del siglo XVI
  • También tiene sus orígenes en el francés vingt-et-un del siglo XVII
  • Adaptado como blackjack en Estados Unidos a partir de 1800

Historia del blackjack: del pasado al presente

Actualmente, los jugadores de cartas pueden disfrutar del blackjack tanto en los casinos tradicionales como en los virtuales. Esto se debe a la gran demanda del mismo por parte de los usuarios, y es que el blackjack, tal y como hemos comentado, es un juego sencillo y entretenido. Además, puedes disfrutar de él en vivo, jugando con un dealer real al otro lado de tu pantalla.

¿Blackjack o poker? Cada juego es diferente por lo que nuestra recomendación es alternar entre ambos para aumentar tus probabilidades de ganar. La principal diferencia entre el blackjack y el poker es contra quién juegas. En el primero, tu oponente es la banca, mientras que en el segundo juegas contra el resto de usuarios.

Preguntas sobre Historia del blackjack

✅ ¿Quién inventó el blackjack?
Lo cierto es que este dato es desconocido, pero gracias a su inventor hoy podemos acceder desde cualquier dispositivo movíl a este divertido juego de cartas.
keyboard_arrow_right
✅ ¿De dónde viene el blackjack?
El origen de blackjack 21 es atribuido a los casinos franceses, aunque ya se jugaba en varios países de Europa desde, al menos, el siglo XVI.
keyboard_arrow_right
✅ ¿Hoy en día se puede jugar al blackjack?
Este juego de cartas es accesible para jugadores de casinos físicos y online de todo el mundo.
keyboard_arrow_right
✅ ¿Puedo jugar al blackjack en mi móvil ?
¡Por supuesto! Gracias al casino online, podrás disfrutar de este juego incluso en vivo.
keyboard_arrow_right